[…] malos, sin importar que sean los tiburones más raros del mundo. Todos somos seres humanos, y los animales tienen el derecho de vivir en […]

Responder